La Escritura y sus Características

Escritura

Escritura

¿Qué es la Escritura?

Existen cuatro habilidades con respecto a un lenguaje: Escuchar, Hablar, Leer y Escribir. Un lenguaje es un sistema de símbolos, y la escritura es un sistema que sirve para representar estos símbolos.

La escritura es un método de representar el lenguaje de forma visual o táctil. Un sistema de escritura utiliza símbolos(letras del alfabeto, signos de puntuación y espacios)que representen los sonidos del habla para comunicar pensamientos e ideas de forma legible.

La escritura hace visible al lenguaje. Mientras un discurso es efímero, un escrito es concreto y, en comparación, permanente. Ambos, lo hablado y lo escrito, dependen directamente de las estructuras internas del lenguaje. Por lo tanto, lo escrito no puede ser leído de manera ordinaria por alguien que no tiene familiaridad con la estructura lingüística dela forma oral del  lenguaje.

La historia de la escritura es, en parte, una cuestión del descubrimiento y de la representación de los diferentes niveles del lenguaje hablado, en un intento por construir un sistema eficiente de escritura capaz de ser utilizado en un amplio rango de valiosas funciones sociales. Sin embargo, la escritura no es sólo la transcripción de lo oral: frecuentemente involucra el uso de formas especiales del lenguaje, como las que se utilizan en los textos científicos o literarios, que no se reproducirían de la misma manera oralmente.

La escritura es solo una, más allá de ser la más importante, de las formas de comunicación a través de signos visibles. Los gestos y las imágenes comunican de manera visual pero tienen límites en sus posibilidades.

La escritura, como toda tecnología, es una creación exclusiva del hombre. Lograr escribir de forma clara es una manera de demostrar la comprensión básica de un sistema lingüístico. Esto incluye conocer la gramática, el sistema de puntuación, el vocabulario, el correcto deletreo y la estructuración de oraciones.

¿Por qué escribimos?

Una de las razones más importantes es porque la escritura es una herramienta de comunicación en la cultura. Nos otorga la habilidad de compartir información a lo largo del tiempo y el espacio con múltiples individuos(explicando, contando, opinando, etc.). También puede utilizarse para dejar asentados datos u opiniones, de manera permanente, sobre cualquier materia. Otro aspecto cultural relacionado con ella es el artístico, tanto en cuanto a lo narrativo como lo poético. Finalmente, porque nos permite reflejarnos, expresar nuestras percepciones, soñar de manera conjunta o ser crítico, a través de un diario, memorias, etc.

Orígenes de la Escritura

Como contábamos anteriormente, la escritura es la manifestación física de una lengua hablada. Se cree que el hombre desarrolló el lenguaje hacia el 35.000 a.C., evidenciado por el descubrimiento de pinturas rupestres del período del Hombre de Cromañón que expresan conceptos de la vida cotidiana. Se considera que sugieren un lenguaje porque aparentan contar una historia en lugar de ser simples imágenes de animales y personas.

Pero el lenguaje escrito no emerge hasta su invención en Súmer, en el sur de la Antigua Mesopotamia hacia el 3500-3000 a.C. En este primer estadio es llamada escritura cuneiforme, y consistía en la realización de marcas específicas en arcilla húmeda en forma de tablilla utilizando un estilete o caña. El sistema de jeroglíficos egipcios ya era utilizado hacia la época del Imperio Antiguo(3150 a.C.) y, en teoría, su desarrollo provino de los conocimientos adquiridos de la escritura cuneiforme de la cercana Mesopotamia.

En Mesoamérica, los Mayas desarrollaron un sistema de escritura propio hacia el año 250, completamente independiente del resto del mundo.

Los chinos crearon su sistema desde ritos a sus dioses utilizando huesos oraculares hacia el 1200 a.C., también de manera independiente con respecto a otros lugares del planeta.

Los sumerios inventaron la escritura como un medio de comunicación a larga distancia, una necesidad impulsada por los intercambios comerciales. La necesidad de ciertos recursos escasos hizo imprescindible el comercio a larga distancia y, también, la necesidad de poder comunicarse entre ciudades o regiones.

Las primeras formas de escritura fueron los pictogramas, símbolos que representaban objetos, los cuales servían como recordatorios sobre impuestos abonados, o cuantas ovejas eran necesarias para los sacrificios en los templos. Estos pictogramas eran impresos sobre arcilla húmeda, la cual era secada, y se convertían en tablillas que eran utilizadas como registros comerciales.

Con el paso del tiempo, comenzó a ser necesario un sistema de escritura más elaborado, ya que las transacciones comerciales se hicieron más complejas. En la ciudad sumeria de Uruk, hacia el 3.200 a.C., se desarrolló un sistema basado en fonogramas, un signo que representa un fonema o a un conjunto de fonemas. Estos fonemas eran los del lenguaje hablado por los habitantes de Súmer. A la hora de colocar nombres en las listas de, por ejemplo, quién pagó o no los impuestos, debieron utilizar logogramas, los cuales son signos que representan una palabra completa en una lengua en particular.

A través de este nuevo medio de comunicación, los mesopotámicos pudieron comenzar a crear una disciplina nueva: la literatura. Poemas épicos como el de Gilgamesh, libros completos escritos en tablillas de arcilla para preservar la herencia, cultura y la historia de cada ciudad-estado, son muestras de que la literatura llegó para quedarse en la vida del ser humano.

Con los fenicios llegamos al alfabeto, el cual hizo más sencillo y accesible el arte de escribir. Se discute al día de hoy si los fenicios lo crearon o si fueron los que distribuyeron un conocimiento encontrado en la isla de Creta y Egipto. Más allá de esta discusión, Tiro, Sidón y Biblos fueron los lugares desde donde el alfabeto inició su camino.

Estos sistemas tempranos de escritura evolucionaron para convertirse en el lenguaje escrito de otras culturas; así el griego y el latín sirvieron de base para el tipo de escritura del resto de Europa, el arameo semítico sirvió de base para el hebreo, el árabe y, posiblemente, el sánscrito. Los materiales para escribir han evolucionado también: desde los estiletes de caña usados en la Mesopotamia para marcar las tablillas de arcilla, a la pluma de caña y los papiros egipcios, a los pergaminos griegos, la caligrafía y el papel chino, hasta el día de hoy con el uso de papel procesado y las nuevas tecnologías informáticas de escritura.

Sea cual sea la época histórica, desde su origen la escritura ha servido para comunicar los pensamientos y sentimientos de individuos, y de culturas, con su historia colectiva y experiencias sobre la condición humana, siempre tratando de preservarlas para las generaciones futuras.

La Escritura

Tipos de textos

Ya sea que una persona escriba un ensayo, material relacionado con las finanzas, ficción, artículos, cartas, o notas en su diario personal, sólo podrá utilizar uno los únicos cinco tipos principales de textos que existen:

  • Expositivo: Este tipo es encontrado comúnmente en los libros de texto. Como su título sugiere, se basa en la exposición, para explicar cosas, personas, lugares, relaciones o una idea. Se utiliza para proporcionar información sobre diferentes tópicos. A veces se lo presenta como del tipo informativo, ya que el autor presenta información fáctica sobre cierto tema en vez de emitir su propia opinión sobre el mismo. Este tipo de texto se construye con base en hechos, estadísticas, leyes, razones, principios, causas, efectos y ejemplos. Se escribe sin utilizar las emociones y en tercera persona. A veces se lo confunde con el tipo descriptivo, porque ambos describen cosas. La diferencia está en que el tipo expositivo explica y describe cosas, situaciones y procesos externos, mientras que el descriptivo explica el punto de vista de una persona sobre el mundo, tópico o una cosa en un momento determinado. Este tipo de texto puede ser encontrado en libros de texto, artículos periodísticos(salvo los de opinión y editoriales), técnicos, financieros, ensayos e instrucciones.
  • Persuasivo: el propósito principal de este tipo de texto es expresar ideas, opiniones con el fin de persuadir al lector. Se caracteriza por una cuidadosa elección de las palabras utilizadas, el desarrollo de argumentos lógicos y una síntesis coherente. Existen dos componentes principales en un texto persuasivo: la lógica y apelar a lo emocional. En cuanto al primero, el texto debe convencer al lector a través de la utilización de una lógica perfecta, no debe dejar dudas a la hora de intentar persuadir al lector. Por otro lado, llegar al lado emocional del lector ayuda a que se sienta que no sólo apela a su mente sino también a su corazón. Generalmente se lo confunde con el texto argumentativo. Se lo puede hallar en publicidades, artículos periodísticos de opinión, y editoriales y reseñas.
  • Argumentativo: mientras el texto persuasivo puede subsistir apelando a lo emocional o a una opinión fundamentada, el texto argumentativo debe citar estudios científicos, estadísticas y a expertos, además muestra evidencias que el autor ha generado con sus propias investigaciones. Un texto argumentativo cuenta con un estilo de escritura formal, típicamente en tercera persona. Los hechos que presenta están bien investigados y son de fuentes confiables, ya que el objetivo el lograr convencer al lector de la validez de estos.
  • Descriptivo: como su nombre lo indica, implica la descripción de personajes, lugares, eventos, etc. en detalle. Es como pintar un cuadro en la mente del lector, provocar a todos los sentidos a través de palabras. Se caracteriza por la utilización de adjetivos y adverbios que ayudan al escritor a crear una idea vívida para el lector. Generalmente está escrito en primera persona y el contexto es emocional y personal. Le permite al escritor mayor libertad artística a la hora de escribir. Se lo puede encontrar en ficciones, poesía, publicidad, jornales y diarios.
  • Narrativo: el propósito de este tipo de texto es contar una historia, sea imaginaria o real. También puede incluir diálogos. El texto narrativo cuenta con personajes sobre los que el lector se entera que ocurre con ellos. Generalmente la narración utiliza el punto de vista de un personaje, por lo tanto está escrita en primera persona. Se lo puede encontrar en todos los tipos de ficciones, poesía, biografías, historias de interés humano y anécdotas.
Escritura

Beneficios de la escritura

El ser humano de manera natural es un narrador de historias, por lo tanto no es sorpresivo que hayamos desarrollado la habilidad de la escritura hace más de 5.000 años atrás. Sin embargo, escribir es más que diseminar información y contar historias; tiene muchos beneficios para quienes lo hacen. Los beneficios de escribir son:

  1. Mejora la comunicación: cuando se comunica verbalmente se elige con menos cuidado las palabras que cuando se hace de manera escrita. Al momento de escribir, generalmente se seleccionan palabras y expresiones más sofisticadas para describir lo que el sujeto tiene en su mente. Esto ayuda a construir una estructura que permitirá una mejora en la expresión y en la comunicación de ideas complejas de manera más efectiva.
  2. Permite aprender más y mejor: cuando una persona escribe con sus propias palabras la información que recibe, la ayuda a asimilar y consolidad un conocimiento que, de otra manera, olvidará en poco tiempo.
  3. Mejora la productividad: la escritura activa las neuronas y las deja preparadas para continuar de manera eficiente con otras tareas. Además, escribir las tareas a realizar las ordena la mente para poder realizarlas de manera más efectiva. Por último, está comprobado que el dejar asentado por escrito los objetivos de una o más tareas incrementa de manera significativa las posibilidades de alcanzarlos.
  4. Elimina (parte)del stress: cuando una persona se encuentra acosada por preocupaciones y tareas a medio hacer, escribir y desarrollar sus ideas produce un efecto amplificado: no sólo las saca de su mente al dejarlas por escrito, sino que, además, realiza un proceso de racionalización de éstas y les quita peso abstracto en la mente.
  5. Ayuda en la toma de decisiones: la escritura de sus pensamientos, permite que una persona pueda pensar de manera más clara y a elegir mejor a la hora de tomar decisiones tanto diarias como importantes.
  6. Permite enfocar en los objetivos de vida: escribir sus pensamientos permite que una persona nunca deje de mirar lo que quiere conseguir, sus sueños y objetivos. Por lo tanto, le permitirá clarificar su mente para enfocarse en sus metas.
  7. Permite aprender sobre uno mismo: la persona que escribe encuentra la mejor oportunidad de conocerse a sí misma. Cuando la persona escribe de manera habitual comienza a notar patrones en los que cae de manera constante. Esto permite destrabar su personalidad, y tiene un efecto muy poderoso en cada persona.
  8. Permite ayudar a mejorar el mundo: compartir conocimientos a través de un libro, publicación gráfica o por internet permite que, potencialmente, millones de personas se beneficien con ellos. El talento está distribuido de manera equitativa en el mundo, pero no es el caso de las oportunidades. Por lo tanto, es posible la generación de nuevas oportunidades para otros compartiendo nuestra escritura a través de los diferentes medios de comunicación.

Habilidades

Las habilidades de escritura son muy importantes, tanto para los niños como para los adultos, ya que estos conocimientos son la base para una comunicación por escrito efectiva y exitosa.

Las habilidades básicas que toda persona debe saber son:

  1. Puntuación y deletreo apropiados.
  2. Transcripción.
  3. Un buen nivel de comprensión lectora.
  4. Conocimientos sobre la estructura de oraciones y párrafos.
  5. Conocimientos sobre los diferentes géneros de escritura.
  6. Edición y revisión.
  7. Autorregulación.
La Escritura

Recursos Literarios

Los recursos literarios son técnicas utilizadas por escritores para crear un efecto en sus escritos, transmitir una información puntual o ayudar a sus lectores a comprender de manera más profunda sus ideas. Normalmente, los recursos literarios sirven al autor para dar énfasis o claridad a lo expuesto, pero también para lograr que los lectores logren conectarse fuertemente con una historia, personaje, etc.

Lograr una identificación correcta de las diferentes técnicas ayuda al lector a entender las motivaciones de las elecciones realizadas por el autor, además de aclarar el sentido y el propósito del texto. Además, logra que el texto sea más interesante y entretenido a la hora de leerlo.

Los recursos literarios que todo lector debería poder reconocer son:

  • Alegoría: es una historia que se utiliza para representar un mensaje general sobre la vida real, temas o eventos. Un ejemplo claro de alegoría es el libro de George Orwell Rebelión en la Granja, el cual es una alegoría a los eventos que precedieron la revolución rusa y la era stalinista a principios del siglo XX.
  • Aliteración: Es una figura retórica de dicción que consiste en la repetición de uno o varios sonidos dentro de una misma palabra o frase. Se utiliza en trabalenguas, en verso y en la poesía.
  • Alusión: es cuando el autor realiza una referencia indirecta a una figura, lugar, evento o idea originada fuera del texto.
  • Anacronismo: ocurre cuando existe un error (intencional) en la cronología de un texto.
  • Anáfora: ocurre cuando se repite la misma frase o palabra al inicio de múltiples oraciones en un texto.
  • Antropomorfismo: ocurre cuando un ente no humano, como un animal, un lugar, divinidades o un objeto inanimado, se comporta y tiene atribuciones de un humano.
  • Asíndeton: es una figura retórica de construcción que consiste en la eliminación de los elementos de enlace entre las palabras de una frase o entre diferentes frases con el fin de agilizar la expresión.
  • Coloquialismo: es el carácter o aspecto de lenguaje coloquial en un escrito, en especial literario.
  • Epígrafe: es cuando un autor inserta una cita, poema, canción, o un pequeño texto al comienzo de un libro, capítulo, etc. Generalmente, es una frase escrita por otro autor dándole crédito, y utilizada para introducir el tema o el mensaje del texto.
  • Epístrofe: es similar a la anáfora, pero en este caso, la palabra o frase repetida aparece al final del las oraciones. Intenta una respuesta emocional de parte del lector.
  • Eufemismo: es cuando una palabra o una expresión suave o indirecta es utilizada en reemplazo de otra palabra o frase considerada vulgar o grosera.
  • Retrospección: también conocido como flashback, es una interrupción en la narración que presenta eventos que ya han ocurrido antes del tiempo en los que la historia ocurre. Se utiliza para darle mayor información de fondo al lector sobre personajes, eventos o lugares específicos.
  • Presagio: es cuando el autor da una pista anticipada de lo que vendrá hacia adelante en la historia. El presagio a menudo aparece al comienzo de un capítulo. Permite que el lector desarrolle expectativas sobre los próximos eventos.
  • Hipérbole: es una afirmación exagerada que no tiene como objetivo que el lector la tome de manera literal. Se utiliza para dar énfasis al escrito o para un efecto de comedia.
  • Ironía: ocurre cuando una afirmación expresa el sentido contrario al que literalmente está apresando. Existen tres tipos de ironías: la verbal, la de situación y la dramática.
  • Metáfora: ocurre cuando ideas, acciones u objetos son descriptos de manera no literal, cuando se expresan por medio de una realidad o concepto diferentes con los que lo representado guarda cierta relación de semejanza.
  • Onomatopeya: es una palabra o grupo de palabras que representan un sonido y que se parece o imita el sonido que está representando.
  • Oxímoron: consiste en complementar una palabra con otra que tiene un significado contradictorio u opuesto.
  • Paradoja: es una afirmación que aparenta ser ilógica o contradictoria pero, luego de investigarla, puede ser verdadera o posible.
  • Soliloquio: ocurre cuando un personaje habla en voz alta para sí mismo(y para la audiencia), revelando sus pensamientos y sentimientos internos.
  • Yuxtaposición: es la unión de dos o más elementos lingüísticos sin utilizar palabras subordinantes o coordinantes.

Soportes de Escritura

Los soportes de la escritura son aquellos múltiples y variados materiales utilizados para realizarla y las técnicas que se aplican. Cualquier material donde pueda dejarse algún tipo de incisión o pintado ha sido utilizado alguna vez por el ser humano como soporte de la escritura. Los cambios de soportes a lo largo de los siglos están relacionados directamente con los materiales a los que estuvieron expuestos los diferentes pueblos.

Existen dos tipos de procedimientos en función de cómo se fija la escritura en un soporte: lo que se inscribe y lo que se escribe. En cuanto a los primeros se puede mencionar a la arcilla, cerámica, madera, tablillas de cera, corteza de árboles, huesos, piedra y metales. Entre los segundos, papiros, pergaminos y el papel.

  • Arcilla: las tablillas de este material fueron el primer soporte de la escritura cuneiforme de los antiguos habitantes del sur de la Mesopotamia, los sumerios. Realizaban estas finas tablillas gracias a la generalización de la actividad alfarera. Se utilizaba una cuña de metal, madera o marfil para realizar la incisión. Llevaban registros contables y actividades gubernamentales y comerciales.
  • Cerámica: los ostraka eran pedazos de este material partido, donde se realizaba un grabado o pintado del mismo para, luego, cocinarlo.
  • Madera: su utilización fue siempre pasajera, ya que las condiciones climáticas, en general, atentan contra su conservación a largo plazo. Es uno de los soportes más baratos y numeroso en cuanto a disponibilidad. Se podía utilizar al natural, o barnizado en forma de tablilla.
  • Tablillas de cera: otro de los soportes temporarios fue el grabado de estas tablillas. Se componían de tablillas de madera recubiertas por una fina capa de cera de abeja. Normalmente estas tablillas tenían pequeños orificios en un lado para permitir la inserción de un anillo que juntaría varias tablillas en forma de carpeta. El nombre latino para este soporte sería el de códice, antecesor del libro. 
  • Huesos: la escritura con huesos de diferentes animales como tortugas o ballenas son de uso común durante la historia humana. En general se los trabajaba pintándolos, pero existen muestras de huesos grabados en algunos lugares de América.
  • Piedra: al ser un material virtualmente indestructible se convirtió rápidamente en un favorito para las inscripciones. El más apreciado de este soporte era el mármol, pero fueron muy utilizados el basalto y el granito. Al momento de trabajarla, se la cortaba, moldeaba y decoraba. Luego se procedía a esculpirla tras dibujar las letras que iban a inscribirse.
  • Metales: la misma importancia tuvo durante la antigüedad la utilización de metales, como por ejemplo, el bronce. Aventajaba al mármol por la posibilidad de moverlo de forma más sencilla al ser más liviano. Pero era una tarea dificultosa su grabado.
  • Papiro: la primera superficie flexible, liviana donde podía escribirse utilizando tinta sin que se corra o manche fue el papiro. El antiguo Egipto fue el lugar donde se lo adoptó, ya que crecía en grandes cantidades a orillas del río Nilo. Tenía gran cantidad de usos: vendajes, ungüentos, cuerdas, vestimenta y calzados pero el principal fue para la escritura. Se cortaban las hojas, se prensaban y secaban al sol. Luego se las pulía y unía para formar rollos de una veintena de hojas. Existían diferentes calidades de papiros y se escribía en ellos utilizando una caña o junco cortado. La conservación de este soporte se realizaba utilizando aceites que lo ayudaron a sobrevivir a los dos peligros que atentaban contra su integridad: la humedad y el calor.
  • Pergamino: el rival del papiro egipcio fue el pergamino, el cual estaba hecho de piel de animal tratada de manera especial para evitar su descomposición.
  • Papel: Proveniente de China, doblegó a otros soportes previos de la región como el bambú, el hueso, la madera y la seda. El creado en China tenía un componente de origen vegetal, pero el papel que se produjo en el resto del mundo tras su difusión estaba compuesto por trapos de lino y cáñamo.
Otros artículos que Te van a interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boton arriba