La Lectura Digital y sus Características

Vivimos en una era digital. Estamos rodeados día a día por tecnologías que sostienen nuestro estilo de vida, y esto es gracias a las increíbles innovaciones y avances realizados por la ciencia en las últimas décadas. Nuestra vida se encuentra afectada de manera directa por el uso de éstas tecnologías. Inclusive a la hora de enseñar y aprender la tecnología ha logrado insertarse de manera muy sencilla.

Así, gran parte de la población mundial pasa actualmente leyendo frente a una pantalla: televisión, pc, teléfono móvil, etc. donde el material de lectura tiene forma digital.

Contenidos

lectura digital

¿Qué es la lectura digital?

La palabra “digital” significa que está caracterizado por el uso de la electrónica. Los soportes digitales refieren a cualquier medio programado en un formato legible para una máquina y presentado en forma digital interpretable por los seres humanos. Estos medios pueden ser imágenes, sonidos, videos, animaciones y/o textos combinados, cuyo objetivo es entregar información a quien lo observa.

La lectura digital es el proceso por el cual el sujeto extrae significado de un texto que se encuentra en un formato digital utilizando un dispositivo para tal fin. También se lo conoce como lectura en línea o conectada.

La mayor parte de los investigadores concuerdan en que la experiencia de la lectura digital es muy diferente a la de leer de material impreso. Como verás en el desarrollo de este artículo, la naturaleza y calidad de ambas experiencias todavía están debatiéndose en los ámbitos académicos.

Hasta el momento sabemos poco sobre las consecuencias del bombardeo diario de información escrita al que somos sometidos cuando estamos frente a alguna de las pantallas que nos acompañan en nuestros hogares.

Estamos protagonizando una revolución cultural. Al contrario de las ocurridas en otros momentos de la historia de la humanidad, cuando sólo un número reducido de personas podían acceder al conocimiento, el implacable avance tecnológico hace que todos seamos parte de esta revolución. Cada día que pasa los habitantes del mundo, de una manera u otra, leen  más. A veces lo hacen de forma voluntaria, otras veces sin darse cuenta, pero esta expansión no es homogénea.

Mientras que la lectura es la actividad cultural más importante para los habitantes del mundo junto a escuchar música, la mayor parte de la gente no leyó un libro en el último año. Más de la mitad no leyó nunca uno. Los lectores de estos son una minoría.

Aún así, la producción de libros digitales o e-books ha aumentado de manera prodigiosa en los últimos años. También la producción y venta de eReaders, o lectores de libros digitales, ha aumentado de manera exponencial. Hubo una ruptura con el campo editorial tradicional, con nuevos dispositivos, formatos y géneros que van alejando a la industria, sin romper el lazo que la une, con el formato impreso.

 

Comparando la Lectura Digital y la Tradicional o Impresa

La lectura se encuentra en un proceso de cambio. La tendencia a la hora de analizar la lectura siempre fue enfocada en qué lee la gente, en los contenidos. Sin embargo, con el auge de las nuevas tecnologías es crucial comprender cómo se lee actualmente.

La imprenta de Gutemberg estableció un formato que permitió que los libros se convirtieran en un producto cultural con el potencial de convertirse en masivo: los costos de fabricación bajaron, el formato permitió leer de manera cómoda y fáciles de transportar. Los libros se convirtieron, en esa época, en herramientas portátiles de información y entretenimiento. Y ese formato, por mucho tiempo, se consideró como el ideal.

Sin embargo, la complejización de los contextos digitales hace que el formato sea cuestionado, con experimentaciones siendo conducidas hacia achicar las distancias entre los libros impresos y las prácticas de los medios digitales.

La lectura digital es una actividad invisible. El acto de leer se encuentra muy asociado con el libro impreso, y la actividad de leer frente a una pantalla es apenas considerada como una acción lectora. En realidad, la lectura en las diferentes pantallas a las que nos exponemos día a día es una actividad acumulativa, y quienes tiene hábitos de lectura intensiva en el formato impreso, también los tienen en el formato digital.

La lectura digital, al contrario de la forma tradicional, no es lineal.

Cuando el sujeto lee un impreso sigue una secuencia de lectura, desde el inicio del texto progresando hasta llegar al final de manera sistemática. Cuando la lectura es linear se realiza de manera profunda, con un nivel mayor de inmersión y comprensión.

Está comprobado que cuando la lectura se realiza de manera digital, el sujeto tiende a realizar un escaneo veloz y realiza saltos en el texto en busca de palabras clave para lograr conseguir la mayor cantidad posible de información en poco tiempo. Frecuentemente se producen saltos de una fuente de información a otra utilizando hipertextos utilizando hipervínculos, que lo transportan a otra página web, a una aplicación diferente, o a otra sección del libro electrónico. En este sentido, la lectura digital es mucho menos inmersiva como experiencia que la lectura de medios impresos.

La población que lee en línea, o en dispositivos con acceso a internet, tienden a distraerse, a leer con menor cuidado y profundidad, son menos propensos a leer textos extensos y entienden menos sobre lo que están leyendo.

Los textos digitales son de fácil acceso, ya que los podemos encontrar en línea en cualquier sitio web, un mensaje de texto, un email, un blog como el que estás leyendo, y pueden encontrarse guardados en forma de archivos en dispositivos de lectura, tabletas, PC, teléfonos. 

Beneficios de leer textos impresos

  1. El lector logra absorber mayor cantidad de información, logra empatizar mejor con la historia, la inmersión es mucho más profunda y se logra un entendimiento superior sobre lo narrado. En general las personas que leen textos impresos logran recordar mayor cantidad de detalles sobre la trama que los que leen un libro o historia de forma digital. Esto está relacionado con la forma en la que se realiza la lectura, de la cuál hemos hablado anteriormente.
  2. Ser propietario de libros permite que el lector se encuentre más atado emocionalmente a los libros físicos.
  3. Ayudan a los niños a convertirse en mejores lectores. Estudios recientes revelan que los niños entre tres y cinco años de edad logran una comprensión lectora mucho menor de una historia leída por sus padres desde un dispositivo electrónico que desde un texto impreso. El motivo se encuentra en que los niños se distraen con el dispositivo y tienden a prestar menos atención a lo que están escuchando. Por lo tanto, la lectura digital para niños no es, en este caso, tan recomendada.
  4. Los libros físicos establecen un sentido del ser y de pertenecer, tomando como base que los libros que el lector adora sean suyos para siempre.
  5. Salvando a los eReaders, no lastiman la vista. La mayor parte de las personas se quejan de problemas y dolores relacionados con la visión luego de pasar un tiempo leyendo de forma digital. Con los textos impresos eso no ocurre.
  6. Como explicamos anteriormente, es mucho más difícil distraerse con un texto impreso que con uno digital. Con la lectura digital el lector tiene cualquier distracción en línea a un click de distancia. Además, los lectores digitales tienden a pasar más tiempo leyendo por encima del texto buscando palabras clave que procesando lo que están leyendo.
  7. Son más fáciles de compartir ya que no existen las barreras de derechos digitales(DRM).
  8. Ayudan a dormir mejor. La lectura digital durante los últimos momentos del día no es una buena opción. La luz azul de una pantalla retroiluminada puede jugar con los niveles de melatonina  y los ritmos circadianos del lector, dificultando las posibilidades de conciliar el sueño con normalidad.

Beneficios de la lectura digital

  1. Portabilidad. La lectura digital puede realizarse en diversos lugares y dispositivos ya mencionados anteriormente. 
  2. Modo nocturno. La mayoría de las aplicaciones de lectura a través del modo nocturno que ponen la pantalla en negro y el texto en blanco, y los eReaders tienen su propia y tenue iluminación, permiten leer sin molestar al otro a la hora de ir a dormir.
  3. Flexibilidad. Existen aplicaciones que permiten leer en voz alta el texto que se les coloca. Por lo tanto, con la lectura digital se puede intercalar entre la propia lectura y la realizada por una aplicación. La misma situación ocurre con las copias en audiolibro, que permiten oírlo en momentos en los que no es posible leer con tranquilidad (por ejemplo, manejando).
  4. Accesibilidad. Se puede acceder a ellos desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar. Múltiple cantidad de textos pueden entrar dentro de un solo teléfono, Tablet, PC o eReader. Y siempre están disponibles.
  5. Es amigable con el medio ambiente. No se utiliza papel, lo cual da un respiro al medio ambiente. Además los textos se pueden actualizar de manera automática sin tener que comprar otro libro(en el caso de los impresos).
  6. Es más sencillo encontrar la información deseada. En los textos digitales pueden encontrarse de manera veloz los términos deseados a través de la búsqueda. También con los diccionarios incluidos en los eReaders.
lectura digital

¿Qué es un eReader?

Un eReader(Lector de libros electrónicos) es un dispositivo para leer contenidos, como libros digitales(e-books), documentos y periódicos. Generalmente tienen la posibilidad de conectarse a internet para poder descargar el contenido y realizar otro tipo de actividades en línea, como mostrar una tienda de libros, actualizar el dispositivo, etc.

La tecnología utilizada por los eReaders es realmente lo más parecido posible a leer en papel. Utilizan eInk(tinta electrónica), la cual se acomoda en la pantalla a medida que se pasa de página en el libro que estamos leyendo. Esta tinta electrónica esta compuesta por microcápsulas suspendidas en un fluido transparente. Cuando se dispara la orden de un “cambio de página” una pequeña carga eléctrica se aplica sobre esta superficie y las cápsulas suben a lo alto o son forzadas a bajar y desaparecer. De esta manera se conforman todos los símbolos y líneas que componen una hoja de libro con esta tecnología.

Son pantallas completamente opacas, por lo tanto es necesaria una buena iluminación para poder leer bien. Por supuesto que esto evita el malestar en los ojos que producen las pantallas retroiluminadas y la luz azul que emiten Tablet, monitores de PC, teléfonos, etc. Existen modelos de eReaders que tienen iluminación incorporada para poder leer en situación de oscuridad absoluta. En los últimos modelos de ciertas marcas ya se están utilizando eInk de color.

Utilizan muchísima menos energía que los dispositivos retroiluminados, por lo tanto, pueden pasar días y hasta semanas sin la necesidad de cargarlos. Esto, claramente, depende del uso que se le dé.

Ventajas de utilizar un eReader

  1. Muchísimos libros en un sólo dispositivo totalmente portable. Los eReaders son portables y livianos para transportar. Con sólo un eReader, el lector puede llevar donde quiera miles de libros. Esto también beneficia a los estudiantes, quienes evitan el peso de varios libros en las mochilas que llevan en sus espaldas. El almacenamiento de fábrica de cada uno permite colocar dentro de ellos muchísimos libros, ya que pesan muy pocos Kb.
  2. Acceso a la lectura dónde y cuándo quiera el lector. Los e-books se pueden descargar y leer en cualquier ocasión. De día, de noche, en la piscina(ahora pueden hasta mojarse), en la sala de espera del doctor. Ni siquiera es necesaria la conexión a internet una vez descargados.
  3. Se pueden compartir los libros a varias personas. Y hay miles gratuitos para descargar. Claramente esto es posible en los casos de los libros sin DRM, o sea, sin derechos en vigencia. Hay miles de libros que se pueden descargar gratuitamente de internet y compartirlos con otros.
  4. Contenidos fácilmente actualizables. Los eReaders pueden actualizarse de manera automática, pero los e-books y documentos también. Las erratas son arregladas rápidamente y no requieren reimpresiones ni molestias para el lector.
  5. Cuidan los ojos. La pantalla opaca permite leer con la misma tranquilidad y seguridad del papel. No existe el riesgo de las pantallas retroiluminadas que, con su luz azul, lastiman la vista.
  6. Mejora en la capacidad de subrayar y tomar notas. Permite exportarlas y tener de manera automática y personalizada el resumen del libro leído.
  7. Discreción. Nadie podrá saber qué lee quien usa un eReader. Al no tener tapa, el lector puede leer sin vergüenza cualquier género de su gusto en lugares públicos.
  8.  Mayor espacio en el hogar. Sí, la biblioteca llena de libros queda linda como decoración, pero junta mucha tierra y ocupa mucho espacio. Un eReader permite tener la biblioteca en gigabytes en la PC y, con la ayuda de programas como Calibre, el lector puede organizarla y trasladar los libros que le interesen a su lector de libros electrónicos.

Mi opinión al respecto

Ya lo sé, me vas a decir que necesitas el aroma del libro, tenerlo en las manos, poder hojearlo, hacerle notas… Hay miles de sentimientos con respecto a esta lucha cuerpo a cuerpo entre la lectura en textos impresos y la lectura digital. Y ambas posturas tienen razones muy válidas para intentar superar a la otra.

Te voy a dar mi ejemplo. Leo, y mucho, desde joven, y obviamente que no soy un nativo digital. Nací en un mundo analógico donde lo más tecnológico con lo que conviví siendo niño fue un Atari 2600 y una tv a color en la casa de mis padres. Cuando quería, podía tomar un libro de la biblioteca de mi casa y ponerme a leer las aventuras de ese tal Gulliver, algún cuento de Poe, un periódico, una revista o el libro que llame mi atención en ese momento.

Con el crecimiento viene una realidad, los libros hay que pagarlos, y son caros, siempre lo fueron. Pero el querer leer por placer hace que uno apriete los dientes y gaste, dentro de sus posibilidades, en lecturas.

Intenté ya siendo adulto con mis primeras pc, en diferentes formatos, leer de forma intensiva en la pantalla. Sin embargo nunca fue de mi agrado el terrible dolor de cabeza que obtienes fijando la vista en una pantalla retroiluminada. Así que continué con los libros de papel. Me regalaron una Tablet hace mas de 10 años. Nuevamente intenté la lectura en ese dispositivo tan cómodo para manipular. Pero, nuevamente, la retroiluminación de la pantalla truncó mi idea. Algo similar ocurre con los teléfonos móviles.

Pero aunque no pudiese leer de forma intensiva, la lectura digital comenzó a ocupar un gran porcentaje de mis lecturas diarias. Recibir emails del trabajo con adjuntos extensos, leer artículos de todo tipo en mis sitios web habituales, mantenerme informado a través de los medios de comunicación online, comunicarme con mi familia y amigos, etc. Hoy en día casi todo lo hacemos a través de la pc o del teléfono, y todo implica utilizar la habilidad de la lectura.

Con respecto a la lectura intensiva, hace unos cuantos años, navegando por internet descubrí los eReaders y, luego de investigar, compré un Nook Simple Touch de la marca Barnes & Noble. Fue amor a primera lectura.

Nunca más abandoné la lectura en este nuevo tipo de dispositivo. Cientos de libros en la palma de la mano, leyendo en una pantalla opaca con tinta electrónica, agrandando o cambiando el estilo de la letra, achicando los márgenes, agrandando el interlineado para leer más cómodo, usando el diccionario interno. Luego, me dejé llevar por la moda y me pasé al Kindle, del gigante Amazon. Su Paperwhite 2019 es un lujo, ya que ni siquiera necesita tener la luz encendida para utilizarlo.

¿He leído libros en formato papel en los últimos años? Si, muchos. ¿He leído libros en formato digital? Si, muchísimos más. ¿Ocupo gran parte de mi día leyendo textos en formato digital? Sí, muchísimo tiempo diario frente a diferentes pantallas.

No es una pelea entre una u otra forma de leer. Es aceptar que los tiempos están cambiando que, aunque nada va a reemplazar al formato papel, sí es preciso intentar abordar estas nuevas tecnologías con una mente abierta.

Sólo es una posibilidad más para el mejor de los objetivos que podemos plantearnos, en un momento determinado, para mejorar las capacidades de nuestra mente: leer.

¡Espero tu opinión más abajo así debatimos sobre estos tipos de lectura!

lectura digital

¿Y ahora, qué dispositivo compro?

Todo depende de un par de preguntas que tienes que contestar:

  1. ¿Qué quieres hacer con el dispositivo?

    -¿Sólo Leer? los eReaders son tu mejor opción: las marcas más importantes son Kindle, Nook, Kobo, Sony. Cada una con diferentes modelos para elegir.
    -Leer, pero también navegar por internet, email, redes sociales, escuchar música, jugar, leer, mirar películas, sacar fotografías: las tabletas son las elegidas para estas actividades: las que tienen el sistema operativo Android como las Samsung, los diferentes modelos de iPad, Kindle Fire, Nook HD, Microsoft Surface.

  2. ¿Cuánto quieres gastar?

    eReaders:
    -Desde $60 en adelante, dependiendo el modelo: Kobo, Sony.
    -Desde $79 hasta $199: Amazon Kindle, dependiendo del modelo.
    -Desde $129: Nook Glowlight.

    Tabletas:
    -Desde $50 a $229: Amazon Kindle Fire.
    -Desde $140 hacia arriba: Tabletas Android.
    -Desde $149 hacia arriba: Nook HD.
    -Desde $269: Apple iPad Mini.
    -Desde $399: Apple iPad.
    -Desde $700: Microsoft Surface.
    -Desde $800: iPad Air.
    -Desde $999: Apple iPad Pro.

    El tamaño de la pantalla, en qué tiendas puedes comprar los libros, si puedes pedirlos prestados en bibliotecas públicas con textos y libros digitalizados, la posibilidad o no de poder escuchar un audiolibro, la capacidad del dispositivo son otras cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de invertir en uno de ellos.
    Remarco la palabra INVERSIÓN. No son un gasto, porque nos entretienen, nos hacen pasar un buen momento y nos permiten desarrollar nuestras habilidades cognitivas siempre que los utilicemos de manera correcta.

Otros artículos que Te van a interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Boton arriba